Bertocco: “La miel se destaca en su calidad por la flora de Misiones”

Enrico Bertocco, es Italiano, llegó a Misiones hace 16 años y desarrolla la apicultura hace 4 años. En sus frascos ofrece miel multifloral pura, pero también la combina con cúrcuma, jengibre o menta.

MIEL | 10.07.2017





En la localidad misionera Bompland Enrico Bertocco desarrolla la apicultura hace 4 años, y envasa miel bajo su marca “Orígenes”. “Me gusta incursionar con algunos productos derivados, que son mieles saborizadas”, detalló el apicultor en Frontera Jesuita.

“Miel con menta, es por ejemplo un producto que en Italia se consume”, contó el productor, que ya distingue sus productos en los anaqueles de “Zocco, Deli Market and Tea Bar” y en los tablones de la Feria Franca de Itaembe Miní los sábados.

“Hago miel mezclada con cúrcuma, con canela y con jengibre. De esta forma aprovecho las propiedades “antibacteriales” de la miel; que (a su vez) se asocian con las propiedades de la cúrcuma, que es antinflamatoria; con el jengibre que es un antibiótico; o con canela, que es buena para aumentar las defensas”, aseguró Bertocco en diálogo con Carlos Vedoya Recio y Julio Salina.

Mezclas con productos y saberes regionales “Veo que en Misiones tienen un “background” de la medicina natural bastante importante y son producto que la gente aprecia", comentó el productor. “Acá hay un herencia guaraní importante, son ellos los maestros de la medicina natural con las hierbas”, subrayó.

Para Bertocco el consumidor misionero demanda miel más en la temporada de otoño e invierno. Tiempos dónde se ponen en condiciones los cajones y los elementos para la próxima primavera.

Un producto que se distingue por sí solo. “La miel misionera se destaca en su calidad por la flora de Misiones, por la falta de contaminación, -no hay agricultura a gran escala- por lo tanto nuestras abejas liban néctares que son naturales con una casi nula contaminación”, comentó

La miel de “Orígenes” es un producto que lleva en cada frasco mucha dedicación, buena presentación y el deseo de distinguirse en la oferta, con el entusiasmo de Bertocco, quien vende de forma directa, también los domingo en el Cuarto Tramo de la Avenida Costanera de la ciudad de Posadas.

Enrico Bertocco llegó a Misiones desde Italia hace 16 años atrás. En el 2001, cuando muchos argentinos preferían ir a trabajar a otro país, en plena crisis. Bertocco llegó a la provincia para ser voluntario de la ONG “Jardin de los Niños” que trabaja en barrios de Posadas, Garupá y en la EFA de Bompland. Desde la “Cooperativa de Trabajo San Jorge” impulsa el desarrollo de talleres de oficio, una carpintería y se ofrecen servicios varios y así generan fuentes de empleos para los vecinos que participan del proyecto. Con este objetivo llegó y se quedó en la tierra colorada, hoy reparte sus tiempos entre trabajo social desde el barrio posadeño Miguel Lanus y la apicultura en la localidad de Bompland, como emprendimiento propio.

Los primeros pasos de un sueño. “Vi la necesidad de encontrar una alternativa que fuera de ayuda económica para mi familia. Quería hacer algo que me relacionara con la hermosa naturaleza que tiene Misiones, con la tierra y el campo”, contó en Frontera Jesuita. “Era un fanático de la pesca, pero desde que empecé con la apicultura, encontré otro cable a tierra, y he abandonado un poco la pesca. Me encuentro muy bien con las abejas, que son insectos maravillosos que tienen mucho que enseñarnos a los seres humanos, como su organización y trabajo”, aseguró.

“Había tenido un deseo, a los 19 años, de desarrollar la apicultura, por falta de espacio en Italia no lo pude hacer, vivía en un ambiente urbano. Ya acá (Misiones) por motivo de trabajo, incursione en la zona rural, específicamente en Bompland, y me dije “este es el momento de volver a esa idea y poderla experimentar un poquitito”. Seguí la huella de un productor local, de Orlando Morano, que tiene la firma “La Justina”, hoy sigue siendo mi maestro y somos colaboradores entre nosotros”, contó Bertocco.