La música como un punto de encuentro y aprendizaje en la escuela

EDUCACIÓN | 07.08.2017



La formación de los jóvenes tiene mil y una aristas. No se trata simplemente de transmitir contenidos. No hay una sola fórmula ni una metodología ideal. Todo depende del entorno, del clima institucional y de la capacidad de innovar y dar respuestas.

En Caraguatay, el CEP N° 55 viene desarrollando desde hace varios años una iniciativa exitosa: incorporar talleres de música para ofrecer a los alumnos un espacio de integración, de distensión y de expresión.

Frontera Jesuita habló con Mirtha Gossler, directora del CEP N° 55, sobre esta experiencia que la institución a su cargo lleva adelante con el apoyo de la fundación Victoria Jean Navajas, del grupo Las Marías.

Gossler destacó en la charla el interés que despierta la música en los jóvenes, y cómo ese interés se va transmitiendo de grupo en grupo.

La docente señaló que la incorporación del taller de música introdujo muchas mejoras en el ámbito institucional, sobre todo por la integración de los diferentes grupos de jóvenes y el uso didáctico y social del tiempo libre de los alumnos.

“Además, el espacio compartido en torno a la música y el aprendizaje se convierte en un espacio para la transmisión de valores”, resaltó Gossler.

Por último, la directora destacó la importancia de este tipo de actividades extracurriculares, que enriquecen la oferta de la institución educativa beneficiando de ese modo no sólo a los alumnos sino también a los docentes.