Ubajay Chico: una sabrosa nativa y la preferida por las mariposas

Por José Antonio Radins*. Especial para Frontera Jesuita

BIODIVERSIDAD | 11.09.2017
 La Araucaria tiene piñones comestibles con diversos usos
 Ubajay, el duraznero de monte
 Cerella, la cereza de la selva
 Tiempos de pitangas, la fruta nativa del Mercosur







Ubajay Mi, conocido como Ubajay Chico, Uvaia o Uvalha (en Brasil). Su nombre científico es Eugenia pyriformis, de la familia de las Mirtáceas. Es un árbol pequeño, de entre 5 y 7 m. de altura y alrededor de 40 cm. de diámetro, muy ramificado y con follaje denso. Su corteza es lisa, ya que se desprende constantemente en placas longitudinales de manera similar al de la pitanga. Las hojas son simples, verdes y antes de caer del árbol se tornan rojizas. Las flores son blancas y aparecen entre agosto y diciembre. Los frutos son de color amarillo, algo ácidos a dulzones, de aroma intenso, muy jugosa, y la parte externa suele estar cubierta por pequeños pelitos. La maduración de los frutos se produce entre finales de la primavera y principios del verano.

Gastronomía. Los frutos se consumen principalmente frescos, pero también se pueden elaborar jugos, jaleas, mermeladas, caipiriñas y vinagres.

Desde el punto de vista paisajístico, el Ubajay-Mi es un hermoso árbol, ideal para espacios verdes y también para restauración de ambientes, por ser una especie que sirve de alimento a la fauna nativa, además de ser una especie melífera. El género Eugenia es también hospedero de varias especies de mariposas que cumplen parte de su ciclo vital alimentándose de las hojas. Los ejemplares comienzan a producir sus primeros frutos a los 3 o 4 años de plantados.

El Ubajay-Mi es nativo de Brasil, Paraguay y Argentina, donde es autóctona de Corrientes y Misiones. Si bien crece en toda la provincia de Misiones, suele ser más frecuente en zona centro y norte.

*Profesor de Biología ** Fotos: Archivo de José Radins