Cada habitante de la tierra genera 6.1 kg de desechos electrónicos según un informe de la ONU

MEDIO AMBIENTE | 17.01.2018


Según el informe The Global E-waste Monitor 2017, dado a conocer el 13 de diciembre por Naciones Unidas, el año pasado (2017) se generaron casi 45 millones de toneladas de desechos electrónicos en todo el mundo. Lo cual supone un incremento del 8% en comparación con 2014, año del último informe de la ONU.

Por lo tanto, cada habitante de la tierra, produce 6.1 kilogramos de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE). En cabeza están los asiáticos con 18,2 millones de toneladas de desechos electrónicos. Tras ellos, los europeos con 12.3 Mt y después norteamericanos (11.3 Mt), africanos (2.2 Mt) y Oceanía (700,000 Mt).

No obstante, advierte el informe que si consideramos la generación de RAEE per cápita, el primer lugar lo ocupan los habitantes de Oceanía seguidos de los europeos (16.6 kg), estadounidenses (11.6 kg), asiáticos (4.2 kg) y africanos (1.9 kg). Estas cifras deben tomarse con cautela ya que solo 41 países publican estadísticas oficiales sobre sus desechos electrónicos.

África produce poco y recibe mucho. Así, en 2016, el 77% de los equipos electrónicos usados en Nigeria procedía de Europa, considerándose equipos de segunda mano. El tratamiento de estos aparatos al final de su vida útil es absolutamente inadecuado, tanto para el medio amiente como para la salud de quienes los desmontan.

Para la ONU “la adopción de legislación específica por parte de los países que aún no la poseen es demasiado lenta”.

“A nivel mundial, solo el 20% de los RAEE se recoge y se recicla. Europa tiene la mejor tasa de recogida y reciclaje (35%). Aunque esta cifra desciende en el continente americano a menos de la mitad (17%), es mejor que la de Asia (15%) y Oceanía (6%). En cuanto a África, la tasa de recogida y reciclaje es del 0%”, asegura el informe.

Los desechos electrónicos van en aumento, y aún no se sabe qué hacer con ellos. Compartimos el informe completo de la ONU en inglés, su idioma original. Descargar.