El antiguo ritual del "té europeo", una forma de captar nuevos consumidores en Buenos Aires

| 26.04.2018






Una de las expositoras de la 30 Fiesta Nacional del Té, en Campo Viera, es Érica Moreno, la Tea Sommelier propietaria de “Fleur de Thé” en San Isidro, Buenos Aires. “Estamos muy contentos de poder participar de la Fiesta Nacional del Té en Misiones, con tanto verde y tanta naturaleza”, dijo en Frontera Jesuita.

La pastelera y Tea Blender, viaja desde Buenos Aires sin escala a la Capital Nacional del Té, y con los blends diseñados por ella, junto con pastelería fina para maridar.

Moreno ofrecerá así sus conocimientos en la cocina, maridajes y sobre todo en las formas de consumo de té. “Llevo mis blends para degustar, todos diseñados con hebras argentinas”, adelantó. Algunos de los bocadillos también tendrán té en la receta.

Érica es docente en pastelería, pero la síntesis de su apuesta y propuesta es “Fleur de Thé”, su casa de té en San Isidro. “Lo que propongo es una taza de té con estilo europeo, la herencia que tenemos: una taza de té siempre acompañada de ricas tortas. Es un festín de sabores y de distracción para compartir. Se trata de tomar el té de una forma placentera”, explicó.

Producción nacional. “Nosotros trabajábamos mucho con hebras importadas pero cuando conocí las que se producen en Misiones me “maravillé”. Ahora hay gente que está elaborando hebras artesanales gourmets, logran tener un paladar bien definido y acompañan muy bien a nuestra pastelería”, explicó

Como Tea Sommelier, Érica Moreno asegura que está difundiendo el té que se produce en la Argentina. “Es tan rico en propiedades, y en todos lados está siendo “venerado”, pero nosotros, que lo tenemos en el país, todavía no nos damos cuenta de sus características”, admitió en diálogo con Carlos Vedoya Recio.

Fotos: Gentileza de Érica Moreno